• José Bazalar Calderón

Evolución histórica de la contabilidad

En este resumen se detalla los pasos dados a lo largo del tiempo de la contabilidad, respecto el registro de las transacciones, fruto de la evolución del comercio y su vigencia frente a los cambios tecnológicos.



Señalo el aporte dado por Fray Luca Pacioli al tratar sobre la partida doble, constituyéndose en el inicio científico de la contabilidad, también hacemos referencia a otras obras que surgieron posteriormente, contribuyendo al enriquecimiento de la contabilidad en su doctrina y principios básicos, hasta llegar hoy en día a ser un instrumento valioso como fuente informativa y de análisis para la gestión empresarial.


Antecedentes históricos

Desde que el hombre dejo de ser nómada y empezó a trabajar la tierra, construir sus implementos y principalmente a organizarse en grupos humanos, de esa relación surgió el trueque, consistente en el intercambio de productos producidos por ellos y para satisfacer sus necesidades.


Producto de ese intercambio que resultaba dificultoso por el peso, volumen y falta de medios de transporte, dio origen a la MONEDA, recurso que facilito enormemente este intercambio; dando origen al comercio y la necesidad de hacer cuentas, llevar el control y registro de esas operaciones.


Así tenemos que antiguas civilizaciones utilizaron diversos procedimientos:

  • Los sumerios, utilizaron tablillas de arcilla cruda para el registro de sus operaciones mediante la escritura cuneiforme.

  • En el imperio babilónico, se usaron tablillas de arcilla distinguiéndose en muchas de ellas, los elementos esenciales de una cuenta moderna, tales como el título, el saldo anterior, las partidas positivas, las partidas negativas y el saldo final.

  • Los egipcios grababan sus operaciones en piedra y luego emplearon el papiro, encargándose de ello los “escribas”.

  • Los fenicios también utilizaron el papiro

  • Los griegos, redactaron sus documentos en hojas de papiro y contabilizaron sus operaciones en verdaderos libros de contabilidad.

  • Los romanos, emplearon tablillas enceradas sobre la que escribían con un instrumento puntiagudo llamado Stilus, luego utilizaron el papiro y el pergamino.

  • Los comerciantes, banqueros y propietarios fueron obligados por ley a registrar en libros especiales lo que poseían y debían, el dinero que entraba y salía, lo que compraban y vendían.


Primeros libros utilizados

Para contabilizar sus operaciones comerciales los Romanos utilizaron varios libros, siendo los principales:

  • LIBER PATRIMONI o libro de inventarios

  • ADVERSARIS EPHEMERIS, donde se anotaban en orden cronológico las transacciones al igual que el actual libro diario.

  • TABULAE RATIORUM o CODICE RATIORUM, que desempeña las funciones del actual libro mayor.

  • CODEX ACCEPTI ET EXPENCI o ARCARIA NOMINA, en el que se anotaban las entradas y salidas de dinero en páginas separadas, ubicadas una frente a otra, desempeñando las funciones del actual libro caja.

  • KALENDARIUM, donde se tomaba nota de los cobros y pagos pendientes, ósea que se trataba de un libro de vencimientos.

  • Todos estos libros para tener valor jurídico debían ser presentados al “census” para su examen y verificación.


Aparición de sistemas de registro

En los siglos XII al XV las republicas italianas fueron las más activas de Europa y las ciudades Amalfi, Pisa, Génova, Florencia y Venecia tuvieron la primacía comercial.


Paralelamente a esta creciente actividad y el aumento de las operaciones de crédito se produjo una lenta evolución de la contabilidad, desde los memoriales y la partida simple, hasta la partida doble.

  • Los memoriales, las contabilidades de tipo memorial sólo registraban operaciones al crédito en orden cronológico, después de anotada una operación generalmente se dejaba un espacio en blanco, para añadir en fecha posterior la forma como se liquidaba dicha operación. El ejemplar más antiguo de cuentas llevadas en esta forma, data del año 1211 y perteneció a unos banqueros florentinos que operaban en Bolonia, también se encuentran las cuentas del banquero florentino Riccomano Jacopi con operaciones que van del año 1272 a 1277

  • La partida simple, posteriormente a los memoriales la contabilidad evoluciono hacia la partida simple, registrando además de las operaciones al crédito, las operaciones de caja y también verdaderos inventarios. Entre los libros más antiguos llevados por partida simple están los de los Templarios de Paris, se trata de un libro caja, con operaciones del 19 de marzo de 1295 al 4 de julio de 1296 y de un libro de balances de 1286 al año 1295. En Florencia se conservan varios libros de la compañía de los Peruzzi.

  • La partida doble, en los archivos de la ciudad de Génova se conservan unos libros llevados por partida doble, considerados como los más antiguos, son del año 1340, escritos en latín, con números romanos y los registros hechos al modo de Venecia. En la ciudad de Prato, se conservan libros de cuentas de la Cia de Francisco di Mario Datini, con operaciones que van desde el año 1370 hasta 1410. En Venecia los libros de los hermanos Soranzo, con registros que van del año 1410 al 1434. Em Florencia los libros de los Medici que datan de 1431. A partir del año 1441 adoptan el formato veneciano, ósea el DEBE frente al HABER.


La obra de Luca Paciolo

El 10 de noviembre de 1494 en los talleres de Paganino de Paganini en Venecia, se termino de imprimir una obra de matemática, cuyo autor el monje franciscano Luca Pacioli la título “Summa de Arithmetica, Geometría, Proportioni et Proportionalita”. En este libro se incluyo por primera vez un tratado bastante amplio referente a la partida doble, con el nombre de “Tractatus XI, Particularis de Computis et Scripturis”.


Pacioli recopilo y ordeno todos los conocimientos contables aplicados por los ragionieri (contadores) de los comerciantes venecianos de aquella época. La obra esta escrita en italiano de aquel tiempo y no en latín que era el lenguaje usado por los sabios y eruditos. En los ejemplos utiliza la numeración arábiga y no la romana que generalmente era usada en esa época.


Aspectos principales de la obra

  • Pacioli en Tractatus XI, recomienda numerar y firmar cada página de los libros y presentarlos a una oficina pública, añade que conviene hacer constar en los libros el nombre de quien ha de escribir en ellos.

  • Señala que antes de asentar las operaciones, es necesario redactar un inventario, empezando por la cuenta caja. Después del inventario, dice, se anotarán las sucesivas operaciones valiéndose de los libros Memoriale (borrador), Giornale (diario) y Quaderno (mayor).

  • El capitulo XXIII lo dedica a la cuenta de almacen o tienda, para explicar mejor su funcionamiento, Paciolo personifica a dicha cuenta, empleando aquella célebre frase “Fa tua imaginatione che questa botega sia una persona” “Imaginate que esta tienda sea una persona”

  • En el capitulo XXXVI, dice que los asientos del diario han de redactarse teniendo presente que “para cada deudor corresponde un acreedor” y añade que “el mismo día que se produce un deudor, también nace simultáneamente un acreedor”. Pacioli solo emplea asientos simples, es decir con una cuenta deudora y una cuenta deudora.

  • Los asientos de diario deberán ser trasladados al mayor. Este libro deberá tener un índice para poder encontrar fácilmente las cuentas.

  • Pacioli, hace un estudio de las cuentas del mayor ordenándolas en cuentas de personas y de valores (capítulos XII y XVIII al XXI), cuentas de gastos (capitulo XXII) y cuentas de resultados (capitulo XXVII). La cuenta capital (cavedal) la considera entre las cuentas de personas.

  • Se ocupa también de los errores y de la forma técnica de corregirlos

  • Explica como hacer lo que hoy se conoce como Balance de Comprobación

  • Determina los resultados en el propio libro mayor, en una cuenta especial de Broe Danni, equivalente a la actual cuenta de Pérdidas y Ganancias. El saldo final de esta cuenta lo transfiere en el mismo mayor a la cuenta cavedal (caudal o capital).

  • En el capitulo XXXII recomienda el cierre de los libros al terminar el año.

Otros autores

En 1586, el monje benedictino Angelo Pietra público en la ciudad de Maritua su Indirizzo delli economi, es el primer autor que considera a la empresa con personalidad propia, distinta a la de su propietario.

Pietra, también establece las bases para obtener lo que son hoy los estados financieros y presupuestos, agrego avances sobre el balance de comprobación y saldos.


En 1636, Lodovico Flori, padre jesuita, publico en Palermo su “Trattato del modo di tenerte il libro doppto domestico col suo ejemplare”. Es el primer autor en mencionar los asientos compuestos, con él nacen los asientos de regularización y cierre de cuentas.

Según Flori, tres eran los estados financieros básicos:

  • Le espese entrate generale, similar al estado de pérdidas y ganancias.

  • L’esito generale di quest’anno, similar al balance de situación

  • Monastero Nostio, relación detallada de partidas que integraban la cuenta capital.

El autor francés Matthieu de la Porte, en el año 1685 publico su obra “Le Guide des Negociares, tenure de libres” que en las numerosas ediciones posteriores se llamó “La sciencie des negociares et tenures de libres”. Con el objeto de reducir el abultado número de cuentas que en esa época se acostumbraba a abrir en el mayor.

De la Porte fue el primer autor en clasificarlas en tres grupos:

  • Cuentas del propietario (capital, perdidas y ganancias, gastos generales)

  • Cuentas de cosas o valores (caja, mercaderías, efectos por cobrar, obligaciones por pagar, inmuebles)

  • Cuentas de personas (deudores y acreedores)

También clasifico los libros en principales y auxiliares.


Teoría contable: La personificación de cuentas

Doctrina de la personificación

  • La empresa tiene una personalidad distinta del propietario

  • Del conjunto de bienes que constituye el patrimonio de la empresa, es acreedor el propietario, representado por la cuenta capital y dicho conjunto de bienes ha de considerarse divididos en varios grupos de cosas y valores a los que llamamos “cuentas”

  • Las cosas o valores en cada “cuenta” han de tener entre si homogeneidad contable.

  • Las cuentas que representan cosas o valores han de considerarse “personificadas” y por tanto serán deudoras o acreedoras según reciban o entreguen cosas o valores que a la respectiva cuenta correspondan.

  • Las cuentas abiertas directamente a personas serán deudoras o acreedoras según resulte de la propia naturaleza de las operaciones, pues la “personificación” es aplicable a las cuentas impersonales. Las cuentas personales ya quedan personificadas por su propia significación.

  • En toda operación no hay deudor sin acreedor y viceversa

Evolución actual

Hoy en día la contabilidad ha tenido un notable avance desde que Luca Paciolo se ocupara del balance de comprobación, siendo este el punto de partida para la formulación de los estados financieros, como son, el estado de situación financiera, el estado de resultados, el estado de flujo de efectivo, es por ello que los contadores públicos, necesitan una formación académica y no ser como el contador del siglo XIX, limitándose al registro de determinadas operaciones realizadas por el propietario de la empresa.


La contabilidad como organismo vivo, totalmente y a plenitud, viene siendo un instrumento indispensable de información sobre toda clase de empresas, de cualquier sector económico y de toda clase de personas, naturales o jurídicas, y en base a esta información es que el contador público, desarrolla una serie de actividades, en todas sus formas y para distintos fines, realizar estudios específicos de la contabilidad, auditorias, realizar peritajes con fines judiciales, formular tasaciones o valuaciones patrimoniales de las empresas entre otras.


Si bien la contabilidad permite medir la situación de la empresa en un punto en el tiempo, todavía hay limitaciones, un déficit en esa información es que no considera el peso que hoy en día están teniendo los activos intangibles. En el mundo actual los activos más valiosos ya no son la maquinaria, los edificios, las instalaciones, los inventarios, los depósitos en los bancos, hoy los activos cuyo origen está en el conocimiento, el desarrollo de marcas y patentes, la capacidad de innovación, la experiencia y formación de los empleados en la empresa, constituyen muy buena parte de la capitalización de mercado, ejemplos de empresas : Microsoft, Apple, Meta, Google por citar algunos.


Finalmente tenemos el fenómeno de la automatización que día a día vendrá tomando todos aquellos procesos repetitivos, de procedimiento, entre las cuales esta el registro de transacciones, el llevado de libros y también la inteligencia artificial que ira abordando temas relacionados al análisis contable financiero.


Conclusiones

  • La contabilidad aporta valiosa información sobre ingresos, gastos, costos, resultados de gestión, control interno y externo de las empresas

  • La contabilidad permite evaluar la situación financiera y económica de la empresa, además de ser una fuente de consultas y experiencias para operaciones futuras.

  • Con el desarrollo tecnológico la contabilidad será sistematizada en muchos de sus procesos, pero se mantendrá vigente en tanto exista actividad económica.

Bibliografía

  • Curso moderno de contabilidad. A. Pattarone marini, Tomo I

  • Boletín de aporte profesional, Colegio de Contadores Públicos, junio 1985, Nro.15

  • Diario “El Comercio” Suplemento especial del Colegio de Contadores Públicos, noviembre 1986

  • Contabilidad avanzada, Primo César Canaletti, Tomo I

12 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo